La fotografía artística llevada a otro nivel, por Mariano Vargas