Captura los momentos al vuelo

La fotografía de naturaleza no suele asociarse al uso de flashes, pero Roberto González alma máter de Arima Studio, nos demuestra que es todo un campo por explorar.

La sesión

Captar aquello que se esconde de nuestra mirada es algo que siempre ha fascinado a Roberto: “Son imágenes imposibles de captar por nuestra vista porque suceden a gran velocidad, por eso debemos valernos de los equipos adecuados para congelar esa acción que transcurre en una fracción de segundo.”

El reto

Para Roberto congelar el vuelo de un pájaro en un día nublado, por ejemplo, es fácil casi con cualquier flash. Pero, ¿qué sucede cuando luce el sol o cuando hay mucha luz ambiental?

“A esas horas, esa luz es más intensa que la luz de los flashes convencionales, y como la cámara sincroniza con el flash a 1/200 ó 1/250s nos aparecerán las temidas imágenes dobles o fantasmas que nos impiden congelar la acción arruinando la toma.” comenta Roberto.

La solución

“La sincronización de alta velocidad (HSS) se hace imprescindible cuando el sol domina la escena. Pero es tan fácil como seleccionar dicha acción en TTL desde el transmisor Air Remote TTL-C que tendremos colocado en la zapata de flash de la cámara y listo, ¡A funcionar!

Se puede decir que es un flash capaz de competir con el sol e incluso llegar a hacerle sombra.

Verdaderamente estamos ante un equipo de alta gama, diseñado con esmero y hecho para durar en el tiempo y dar muchas satisfacciones. Muy fácil de utilizar e intuitivo en su manejo, a la vez que eficaz y fiable como no he conocido en ningún equipo hasta ahora. Con una potencia de luz sin igual en sincro a alta velocidad (HSS) y capaz de solucionarnos muchas de las situaciones más complejas

Potencia de luz de estudio con la ligereza de un flash speedlight.

El Fotógrafo

Sestao (Vizcaya), 1966.

Desde niño siente una gran atracción por la naturaleza, fruto de su admiración por el Dr. Félix Rodríguez de la Fuente y por las jornadas de campo disfrutadas en la montaña palentina, comarca de origen de su familia.

Con sólo 14 años forma, junto a unos amigos del barrio, la primera asociación de estudio y defensa de la naturaleza de su localidad natal, donde su afición naturalista y conservacionista comienza a consolidarse.

A los 18 años se inicia en la fotografía con cámara réflex tomando imágenes con un marcado carácter documental, con especial atención por la fauna salvaje, el paisaje y los viajes.

En 1990 comienza a participar en concursos de fotografía y no tarda en recibir los primeros premios, lo que le anima a continuar, habiendo obtenido hasta la fecha más de 150 galardones de carácter nacional e internacional, resultando uno de los fotógrafos de naturaleza más premiados del estado español.

Actualmente es propietario del estudio fotográfico ARIMA STUDIO Photo & Design, dedicado a diferentes disciplinas fotográficas, como el reportaje social, arquitectura, industrial, producto, publicidad y su faceta formativa con diferentes cursos y workshops.

También es miembro, desde su creación, de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA).

Equipo

2 × B2 250 AirTTL

1 × OCF Snoot

1 ×AirRemoteTTL-C

1 × OCF Barndoor