PROFOTO by Xavier Rovira.

Habitualmente, antes de decidir si adquirir un producto o no, solemos informarnos. En algunos casos, esa información la recibiremos de personas que como nosotros, aún no han podido probar el producto o de lo contrario, tal vez tengan otras necesidades. 

En mi caso las necesidades son muy claras. Trabajo realizando sesiones a deportistas de élite y campañas publicitarias por localizaciones variopintas con un tiempo muy marcado. Partiendo de esta premisa necesito tener total seguridad de que mi equipo funcionará como un reloj suizo.

Mi testimonio más claro para valorar los Profoto B2 es el de mi última sesión fotográfica con Ona Carbonell, jornada de 12 horas en la que estuvimos en 4 localizaciones de características totalmente distintas tanto por luz y espacio. En esta ocasión me llevé el pack Profoto B2 compuesto por dos antorchas, el Beauty de 30cm y las gelatinas de colores. 

Lo primero que sorprende de los Profoto B2, es que en una maleta tan pequeña y tan poco pesada puedas llevar todo lo que necesitas de una forma protegida y tan organizada, cosa que agiliza cada vez que montas – desmontas el equipo y da una muy buena imagen de cara al cliente.

La batería, a pesar de ser un tema más complejo, ya que la duración depende de varios factores (número de antorchas y la potencia de estas), tienen muy buena duración y si destacamos la rapidez de carga de estas, llevando una de repuesto podremos trabajar de forma relajada y segura.

Dicho esto, lo que más sorprende de los Profoto B2 es que te llevas la calidad que caracteriza a esta marca a cualquier lado, y por tanto, también el resultado. Una cosa que valoro mucho y que solo una marca de elite te ofrece, es que por mucho que dispares en un mismo set, la temperatura del color no variará. Además la versatilidad que ofrecen a la hora de poder crear diferentes esquemas de iluminación de dos puntos en situaciones lumínicas diversas es asombrosa. 

Sin duda trabajar con los Profoto B2 ha sido una experiencia fantástica, sin ellos el resultado de la sesión no habría sido el mismo, ya que hemos podido agilizarla y por tanto disponer de más tiempo para trabajar en cada set. Sin olvidarnos de poder congelar todos los movimientos que caracterizan a un deportista como es Ona Carbonell.

El equipo

La fotógrafo

Xavier Rovira

www.lamasiastudio.com

Xavier: 616 242 578
Email: info@lamasiastudio.com

Xavier Rovira es el anfitrión de La Masia.

Joven fotógrafo barcelonés con larga experiencia en el mundo del diseño gráfico y la fotografía.
Desde pequeño se apasiona por la fotografía viendo los trabajos que había realizado su abuelo durante su estancia en Brasil, es entonces cuando le regala su primera cámara analógica, una humilde Yashica Electro35 que le servirá de herramienta para introducirse en este mundo y empezar a dar sus primeros pasos en solitario, revelando incluso sus propias fotografías en el laboratorio.

Con la nueva era digital decide dar el gran salto y comprar su primera cámara digital réflex para poder trabajar de un modo más cómodo y avanzado a los proyectos que tiene en mente.
Su primer proyecto empieza siendo el trabajo final de carrera que realiza en Bau, New Magazine, un magazine mensual donde documenta diferentes lugares abandonados de toda Cataluña.

Amante de los retratos, empieza a retratar buscando siempre el punto de inflexión con lo tradicional, por eso crea La Masia, en busca de un oasis repleto de creatividad e ideas originales que puedan aportar un resultado diferente a sus trabajos.